Notas culinarias: panettone, café griego y congeladores

En El Comidista escriben una oda al panettone y explican, expertos mediante, qué es lo que hace que uno de calidad se vaya por las nubes de precio, en contraste con las tarifas más moderadas de los del supermercado. La conclusión, no se lo van ustedes a imaginar, es que el milagro está en la masa y los ingredientes -buenos, buenos- y también en que el tiempo que hay que dedicarle al asunto vale oro.

Nada que objetar por mi parte. Yo ya he dado cuenta del primero del año, aunque comprado en el Sklavenitis a precio de ganga. Rico, sin alharacas. También estuve pastelero ayer, que versioné este bizcocho de mascarpone y limón de Mercado Calabajío para aprovechar ingredientes que tenía por casa. Tengo que darle una vuelta para acoplarlo a mi horno, que va sobre seguro, pero a pedales.

Además de eso, sigo probando la prensa francesa para hacer café que me compré en el Ikea. Combino el método con la moka -Bialetti, of course– que traje de España y con el pucherillo para hacer café griego. Así puedo hacer café tres veces antes de fregar nada. Para todo el día va bien.

Lo del café es religión en Grecia, lo cual hace que nos libremos del horrendo torrefactado del bar hispanistaní tradicional. Además, en España os aseguro que encontraréis a quien prefiere ese café amarguzo y ultraquemado que sabe a ruina. Lo quieren así. Es un acto criminal consciente.

En Perfect Daily Grind hay un artículo muy chulo sobre la cultura cafetera en Grecia que os ilustrará apropiadamente sobre la cuestión. Mi ritual personal es empezar el día con un Ellinikós y luego pasarme al expresso para el resto del día. El doble americano lo suelo pedir cuando es take away, voy a dar un paseo largo y necesito un tanque de cafeína.

Por último, dejo por aquí un post en Serious Eats -la mejor web cocineril del mundo entero- sobre el congelador como herramienta culinaria. Mucho que probar para cuando termine de empaparme del libro de Ottolenghi que me regaló el fantasma de las Navidades pasadas.

17 cosas nuevas que aprendí/experimenté esta semana

  1. Comí los primeros κουραμπιέδες (kurabiédes) del año. Son mis dulces navideños preferidos en Grecia. Se parecen a los nevaditos españoles y en realidad la receta es muy sencilla. No va más allá de mantequilla, cognac, azúcar glass, esencia de vainilla, etc. Pero están riquísimos. Esta ocasión los compré en una panadería cafetería muy chiquita de mi barrio, para acompañar el doble americano de los paseos.

2. Me hice un sandwich delicioso para desayunar. Bueno, bonito y barato.

3. Encontré esta pintada sobre los 100 años del Partido Comunista Griego (KKE). «Escribimos la historia, continuamos, venceremos».

4. Ya tengo el primer décimo de la Lotería de Navidad. El que compro cada año con mis amigos de toda la vida, los de Guadalajara. Acaba en 4 y esta vez yo creo que sí, que el Gordo cae en casa (Spoiler: No).

5. Leí un fragmento largo de «Cómo ser anticapitalista en el siglo XXI» y discurrí que, pese a sus beneficios, el capitalismo genera brutal desigualdad entre los seres humanos y perjuicio para el medio ambiente. Es, además un generador de pobreza en la riqueza y, por tanto, el anticapitalismo no es una postura moral, sino activa. Una por la que hay que tomar partido, una estrategia a desarrollar para mejorar el futuro de todos.

6. Se me ocurrió que «Life without you is just allright» sería un buen título para una novela.

7. Estoy alternando el café griego y la moka con la prensa francesa. Me compré una pequeña en IKEA y he llegado a una proporción de 192g de agua y 13g de café como buena medida para mi. Sale rico.

8. Leí este reportaje sobre cómo se rodó la pelea entre Zazie Beetz y Regina King en «The Harder they Fall», el nuevo western de Netflix. Después vi la película, que no me emocionó tanto como a los críticos que la ponían tan bien estos días. (5/10).

9. Soñé despierto con hacer este viaje en tren (amo viajar en tren). Y probablemente lo haga en 2022. Bulgaria es un país que nunca me había atraído mucho, pero ahora lo tengo muy cerquita y mi perspectiva ha cambiado bastante en los últimos meses.

https://twitter.com/fuenareva/status/1457437769073139718

10. La COP26 de Glasgow tiene pinta de acabar en timo, una vez más. Pocos compromisos serios o urgentes para hacer frente al cambio climático. Al menos podríamos hablar de una vez de lo de prohibir los jet privados

11. Me reí muchísimo con este artículo de El Mundo Today.

12. El secreto para que una ensalada verde esté de verdad rica. Experimento al canto para la semana que viene.

13. Jaime Altozano puede decir lo que quiera, pero la versión ska rusa de «It’s my life» es insuperable.

14. Le recordé a una señorita influencer recruiter en TikTok que preguntar por salario y condiciones en la entrevista de trabajo, no solo no da bajona sino que es más que procedente. Mucha otra gente estuvo de acuerdo conmigo.

15. Estoy viendo 7 series al tiempo: Peaky Blinders (S2), El Tiempo entre Costuras (S1), What We Do In The Shadows (S3), Narcos: México (S3), Colony (S3), El juego del Calamar (S1) y Dear White Men (Vol.4). A razón de capítulo por semana. Me gusta más así, en pequeñas dosis. Salvo que me enganche mortalmente; pero no suele ocurrir.

16. También vi el segundo capítulo especial de Euphoria que a estas alturas aún tenía pendiente. Qué maravilla de banda sonora.

17. Mi comunicación en griego moderno mejora. En el capítulo de esta semana, entenderme con la vecina de arriba por una gotera que tengo en el techo de la cocina. No va mal la cosa, aunque el arreglo tiene pinta de ir pa rato.

Café de dragones en Malasia

Toxel.com

Esté café con dibujo de dragón en la crema incluido está disponible por tiempo limitado en los locales de The Coffee Bean & Tea Leaf en Malasia, según cuentan en Toxel.

Visto el devenir de la serie, dan ganas de pedirlo gritando un «Dracarys» bien alto. Sufriendo a tope estoy, tras ver el 8×04. No me puedo creer que ahora tengamos que esperar una semana para ver qué cariz toman los acontecimientos en Desembarco del Rey, aunque entiendo bien que a HBO le guste más generar hype y conversación semana tras semana que lanzar todo de golpe. Me pregunto si las plataformas volverán en algún momento a ese tipo de estrategia con sus series estrella. Es cómodo tener la temporada del tirón, pero es indudable que la permanencia del interés es mucho mayor si tienes que esperar para ver lo siguiente. La de conversaciones que he tenido estas semanas sobre cada capítulo difícilmente podría darse si todos hubiésemos visto ya el final de la serie del tirón.

Mientras esperamos, podemos contentarnos con un breve avance del 8×05 que ya se ha lanzado a las redes.