Cuando la tecnología se cargó la historia de terror clásica

La tecnología moderna bastaría para solucionar a mitad de partida muchos de los clásicos del cine de terror.

A las víctimas de muchos asesinos y monstruos de las películas de miedo les bastaría ahora un teléfono móvil, una cámara bien situada o un GPS para solucionar la partida casi antes de que empiece.

Por eso ahora a los guionistas les toca dar una vuelta de tuerca a sus historias para tener en cuenta las últimas innovaciones en dispositivos, de forma que aún puedan aterrar a los espectadores. O eso, o situarlas en el pasado, claro.

De eso hablan en el podcast de Polygon, «Galaxy Brains», con la periodista del NYT Taylor Lorenz, que regularmente escribe sobre tendencias y novedades en el comportamiento dentro del mundo digital y las redes sociales.

Como referencia, «Spiral: from the book of Saw»:

La peli, con Chris Rock de prota, es de este año y yo no creo que la vea porque a mi las pelis de Saw me dan flato. Pero el tema es interesante.

Las nuevas tecnologías también le hubiesen puesto las cosas difíciles al asesino de Golden State, al que dieron caza, tras una encomiable tarea de investigación a lo largo de décadas, en 2018. El proceso se puede seguir en el documental de seis capítulos «El asesino sin rostro», en HBO. Creo que dentro de poco van a estrenar alguna actualización sobre el caso, de hecho.

Si eres aficionado/a al género del True Crime, probablemente lo disfrutes:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.