El truco infalible para conseguir un pollo más crujiente

Serious Eats es una de mis páginas cocineriles preferidas. Siempre me sirve para tomar notas y mejorar recetas. En esta ocasión, me anoto el uso de la levadura química para lograr un pollo más crujiente, ya sea entero o alguna parte, como las alitas, por ejemplo.

El consejo de Niki Achitoff-Gray, que vale también para cualquier otra ave -pavo,pato…- e incluso para la piel de cerdo, es espolvorear levadura química de panadería sobre la pieza:

La mezcla ligeramente alcalina aumentará los niveles de PH de la piel, lo que permitirá a las proteínas romperse más eficientemente, proporcionándote resultados más crujientes e incluso un tostado más homogéneo“, expone Achitoff-Gray. La explicación completa la encontraréis en el post original, donde también especifican que el bicarbonato dará un resultado similar en cuanto a textura, pero le dará a la piel del pollo un sabor metálico, por lo que no lo recomienda.

La combinación que proponen en Serious Eats es una cucharadita de levadura química con tres o cuatro cucharadas de sal kosher o similar. Yo, cuando lo pruebe, iré experimentando con la mezcla hasta dar con la adecuada para la sal que compro normalmente aquí en Grecia, en el supermercado.

Una vez se hace esto, se le añade un poco de pimienta negra a la mezcla, se espolvorea esta sobre el pollo y se deja reposar entre doce y veinticuatro horas. Y listo para asar. En el post original encontraréis varios métodos para cocinar un pollo más crujiente y delicioso.

Vía Serious Eats.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.