Notas de un primero de enero

Qué importante es reírse. de uno mismo y CON los demás.

Tomar un café con los amigos es todo lo que uno necesita, a veces, para haber tenido un día productivo.

Lo mejor de Thessaloniki es merendar bougatsa. O desayunar. O cenar.

En 2022 todavía puedo perder la noción del tiempo jugando a Civilization V.

Pasear por Paralía en un tarde de sol, es aún un privilegio. Y la música callejera también.

Tengo, definitivamente, que explorar la posibilidad de montar un negocio en torno a bebidas sin alcohol. Estoy frito de la Amstel Free y la Coca Cola Zero. Si al menos la Mahou 0,0 Tostada hubiese llegado a Grecia…