Éxitos fantasma y secciones de streaming eróticas

Hace poco, al hilo de su último estreno en Cannes, el director de cine francés Gaspar Noé comentaba estas dos cosas en una entrevista con el NYT:

Irreversible” fue probablemente mi película más perversa y sucia. ¡Y ha sido mi único éxito comercial hasta la fecha! Y la que podría haberse convertido [también] en un éxito era “Love“, pero la vendieron a Netflix. Todo el mundo la ha visto, pero no he ganado ni un céntimo con ello. Es como un blockbuster fantasma.

Gaspar Noé. Cannes: This Is the Only Thing Gaspar Noé Fears About Death.

En Estados Unidos y Europa, cualquiera que quiera hacerse una paja y no sepa donde encontrar una revista en casa de sus padres, simplemente pone Netflix y ve la película erótica que recomienden. Así que imagino que el planeta entero ha estado pajeándose con esa película por dos o tres años.

Gaspar Noé. Cannes: This Is the Only Thing Gaspar Noé Fears About Death.

Más allá de la rudeza del mensaje, lo que dice Noé -del que no he visto nada más allá de un par de cortos que me gustaron poco- en primer término es una consecuencia del traspaso de muchas grandes producciones a las plataformas de streaming. La vida útil de una película, o al menos su periodo de impacto máximo, es mucho más efímero de lo que era antes. Sobre todo porque la avalancha de novedades hace que todo se vuelva “viejo” a una velocidad espectacular.

Hace unos meses, una amiga que tiene 21 tiernos añitos, me explicaba sobre la peli que había estado viendo: “Es antigua, así como de 2012”. Mi cara, un poema, os lo juro.

Sobre la segunda parte que he resaltado de la entrevista con el cineasta galo ¿Creéis que es posible que algún día las plataformas tengan una especie de sección erótica o NSFW para hacerle la competencia a los tubes? Una especie de soft PornHub de calidad, por así decirlo. Sería interesante ver qué porcentaje de engagement puede tener una idea como esa para este tipo de empresas. Lo veo más en Netflix que en D+, τambién os digo.

Lo que veas en HBO Max, lo verás también en el cine… O no.

Parece que España se va a tener que olvidar del desembarco de HBO Max al menos hasta el año que viene. La plataforma de streaming prefiere centrar su expansión en Latinoamérica, mientras define su estrategia para nuevos estrenos de películas.

Bajo el liderazgo de Jason Kilar, jefe ejecutivo de la división de medios de AT&T, ahora mismo HBO y HBO Max suman 67 millones de suscriptores, 47 de ellos en EEUU.

Con la pandemia llegó la decisión de acortar la ventana de exhibición de las películas en cines hasta la mínima expresión, haciendo coincidir la llegada a los cines de los estrenos más importantes con su aparición en la versión nueva de la plataforma.

Warner va a producir al menos 10 películas en exclusiva para HBO Max en 2022, después de apuntarse un buen tanto con “Godzilla vs. Kong”, un exitazo con el que me dormí estupendamente.

En otros casos, como el estreno de la próxima película de Batman, la diferencia será de 45 días. Un enfoque más clásico que se va a repetir en el futuro.

Hasta que termine la pandemia va a ser difícil saber cómo queda finalmente la distribución de películas. Yo soy de los que creo que la experiencia física en cines cambiará hasta casi parecerse a una atracción de un parque temático. Veo más espacio para los blockbusters en las salas que para los estrenos regulares o independientes.