Un refugio de invierno ideal para días de pelimanta

The Gjovik House, de Norm Architects, es una casa, que asemeja un refugio de invierno perfecto. Está situada a una hora de Oslo, entre colinas y bosques. Destila tranquilidad.

Se ha construido de forma que habilite espacios íntimos y reflexivos. Dentro, aparte de los electrodomésticos, el mobiliario es de madera, como la fachada de la edificación, combinado con algunos elementos de cerámica y alfarería en tonos neutros.

Un auténtico refugio de invierno que invita a entrar y recogerse durante el frío invierno, época de pelimanta. Las vistas al lago y la luz natural por todos lados me convencen definitivamente. Es un sitio en el que me quedaría a leer hasta que se haya derretido el último copo de nieve.

Vía Swissmiss.