El difícil momento de las salas de cine en USA

Hace nada que nos dijeron que “Tenet” estaba salvando a los cines. Qué jóvenes éramos. La película de Christopher Nolan, que aún no he visto, ha logrado una débil recaudación en las primeras dos semanas: apenas 29,5 millones de dólares en USA; 200 millones si contamos el resto del mundo.

La asistencia a los cines está muy por debajo de lo que esperaban en Hollywood a estas alturas. Se ha pospuesto la próxima película de Wonder Woman para presentarla durante las próximas Navidades y los nuevos estrenos de Marvel (Black Widow) y Pixar (Soul) están en la cuerda floja.

Jeff Goldstein, responsable del área de distribución de Warner Bros, se queja en el NYT de que el 30% de los cines en Estados Unidos continúan cerrados, y los dueños de las salas temen cada vez más la sombra de los estrenos premium en streaming, tipo Mulán.

Falta que conozcamos cómo le ha ido a Disney en este aspecto para vislumbrar, al menos un poco, por dónde puede ir el futuro de las películas en los próximos años. Personalmente, no creo que vayan a desaparecer los cines, al menos a medio plazo, pero sí que puede que se consolide el acceso preferente a determinados blockbusters como nueva ventana de exhibición.

Así pinta Disney+. Netflix ya no es invencible.

Disney estrenará su esperadísima plataforma de streaming, Disney+, el próximo 12 de noviembre a un precio de 6,99$ mensuales en Estados Unidos (también existirá un plan anual de 69,99$). El presidente de la compañía, Bob Iger, contó todos los detalles en una larguísima conferencia de presentación en la que se dió a conocer incluso el aspecto que tendrá Disney+ en las pantallas de sus suscriptores.

Los otros servicios de streaming propiedad de Disney, Hulu y ESPN+, seguirán de forma independiente, aunque el primero de ellos podrá contratarse con el añadido de Disney+. Yo creo que con el tiempo se tenderá a la fusión, aunque vaya usted a saber. Desde luego que con Pixar, Marvel, FOX, la propia Disney, National Geographic, Star Wars, etc. y a ese precio, en Netflix van a tener que ponerse las pilas para seguir siendo los amos del cotarro; aunque también es cierto que la nueva plataforma va a respetar las ventanas de explotación en lo que a nuevos títulos cinematográficos se refiere: Capitana Marvel, por ejemplo, no estará disponible hasta enero, cuando haya terminado su recorrido en cines.

Aparte del catálogo hay un montón de nuevos productos audiovisuales Marvel y Star Wars en camino, todo descargable y en 4K y HDR. Para 2021 el objetivo es que la plataforma esté disponible para suscriptores de todo el mundo y, para 2024, se espera haber alcanzado entre 60 y 90 millones de clientes.

En la nota de prensa de Disney:


“Disney+ señala un audaz paso adelante hacia una emocionante nueva era para nuestra empresa; una en la que los consumidores tendrán una conexión directa con el increíble despliegue de contenido creativo que conlleva el sello The Walt Disney Company. Estamos seguros de que la combinación de nuestra capacidad sin igual de contar historias, amadas marcas, franquicias icónicas y tecnología de vanguardia, harán que Disney+ destaque en el mercado, y aporte un valor significativo para los consumidores y los accionistas”

Bob iger (ceo) Thewaltdisneycompany.com

Curiosamente y pese a ser un competidor importante, en Bloomberg dan por hecho que Disney+ estará en la nueva Apple TV. También está seguro John Gruber, que lo único que plantea es si habrá que registrarse previamente con Disney o se podrá hacer directamente con Apple. No vale sólo con tener el mejor contenido, también hay que disponer de la mejor fórmula para su distribución.

No sabemos aún cuando llegará esto a España, pero a mí no me da la vida para más suscripciones por muy baratas que sean. ¿Quién debería temer más la llegada de Disney en los hogares hispanistaníes? ¿Netflix o HBO?