Acabar los libros

Comenta un usuario de Reddit que cuando dejas de disfrutar un libro, lo mejor es dejarlo en ese punto, porque la vida es demasiado corta para leer libros que te aburren. Hay bastante de cierto en esto, aunque poco de nuevo. Es un tema recurrente entre los frikis de la productividad y, también, entre los bulímicos de contenidos.

Yo empecé en esas, guiado por las recomendaciones de Tyler Cowen y lo aplico desde entonces, aunque con algún matiz. La técnica funciona especialmente bien para libros de no-ficción, porque puedes ir saltando de un capítulo a otro en función de tus intereses y, también, porque muchos ensayos repiten una y otra vez las mismas ideas. En ficción es más complicado, porque el desarrollo del texto es lineal, y saltarte un capítulo implica que te pierdes parte de la trama.

En términos generales soy un lector bastante infiel. Ojeo varios títulos al tiempo, me salto lo que no me interesa –en los de no ficción, como decía- y ahora ya no me duelen prendas en dejar a medias un volumen que me aburre o no me llega. El Kindle es bastante útil en este sentido, porque generalmente te puedes descargar un fragmento de muestra que facilita al menos la labor de saber si el estilo de escritura del autor te satisface o si apunta maneras de rollo repollo. Eso sí, cuando un libro me gusta o me interesa, me pego a él como si no hubiese un mañana.

Con todo, me gusta ya un poco menos la tendencia que observo últimamente a engullir contenidos más que a disfrutarlos. De hecho también se han puesto de moda esas webs y canales de Youtube que te resumen las ideas principales en un momentillo y a otra cosa. En vez de tomarte la molestia de leer, subrayar y volver a lo que has resaltado tú mismo tras reposar y asimilar la lectura, hay quien recurre a encargar ese proceso a otro y quedarse con el bolo alimenticio ya masticado y todo. No sé si realmente funciona ese proceso a la hora de comprender las ideas que nos expone el escritor, pero se pierde buena parte de la gracia ¿no?

Pasa también con el audiovisual. Ahora Netflix nos va a dejar ver las series a toda pastilla. Para que podamos ver más, supongo. Porque cómo si no va a meterse uno entre pecho y espalda “las 60 series que no te puedes perder este verano”. Al final nos va a hacer falta un Almax después de la tercera temporada de Dark.

Sexualidad femenina


“No creo que en este momento haya una mercancía con un mercado más extenso que la sexualidad femenina. Hay más paginas en la prensa dedicadas a la sexualidad femenina que a nada. Dudo mucho que una agencia de publicidad pudiera subsistir si no fuera explotando sexualmente a las mujeres. O dicho de una manera todavía más concentrada: el sexo se ha convertido en una obsesión, tanto para la derecha como para la izquierda.”

Félix de Azúa (Entrevista en El Confidencial. 15-02-2019

Félix de Azúa habla sobre el sexo como mercancía y el feminismo al final de esta entrevista en El Confidencial. Los comentarios que hace sobre política me interesan más bien poco, pero lo que dice sobre la historia del arte y las vanguardias da para una buena conversación.

Sobre el Guernica y Picasso, lo que me ha recordado es el más que recomendable documental sobre el escultor polaco Szukalski –en Netflix– y los comentarios que hacía este sobre el malagueño. Picasshole, le llamaba.

El reto de HBO es retener a los fans de Juego de Tronos

Me suscribí a HBO hace unas semanas para disfrutar de la octava temporada de Juego de Tronos. La verdad que no lo había hecho antes porque, pese al tirón de algunas de las producciones de la plataforma, ya tengo Netflix y Amazon Prime, aunque esta última apenas la utilizo.

El caso es que probablemente me quede como suscriptor, pero no es la tendencia general. Los fans de la serie surgida de la imaginación de George R.R. Martin suelen suscribirse a HBO cuando hay nueva temporada y desactivan su cuenta después para no seguir pagando. Lo cuentan en Second Measure con pelos y señales e incluso lo comparan con los adictos a Star Trek (En CBS All Access) que, por lo visto, son más leales.

Así es la tendencia general:

Gráfico: Second Measure

Dice Kathryn Gessner, la autora del artículo que:


Solo el 26% de los espectadores que hicieron su primer pago a HBO Now durante la séptima temporada de Juego de Tronos continuaron como suscriptores seis meses después, mientras que ese número fue del 40% entre los registros en HBO Now en otros meses del año. El precio podría ser una razón por las que los espectadores dejan HBO Now más rápido. CBS All Access ofrece una suscripción con publicidad limitada por sólo 5,99$ al mes, mientras que el acceso a HBO Now cuesta 14,99$.

Aunque en España no hay CBS All Access y el precio de Netflix y HBO es el mismo en nuestro país – no cuento a Prime Video porque está dentro de un servicio que incluye otras cosas y en el que no es el atractivo principal- el interés es ver cómo en esa guerra de precios influye el desembarco próximo de Disney+ con su tarifa irrisoria y su abrumador catálogo de franquicias exitosas.

Sea por precio o por saturación del mercado de suscripción, en algún momento yo pienso que comenzaremos a ver fusiones y adquisiciones o cambios de modelo. Más que nada porque en esto de la economía de la atención cada vez es más difícil que te de la vida para tanto entretenimiento. Sobre todo con tan poco tiempo libre y tanta dificultad para gestionarlo. Por no hablar de que la exagerada oferta de contenidos a todos los niveles resulta ya casi agobiante. La parte buena, para mí, es que estoy aprendiendo a ser cada vez más selectivo con lo que veo. Pero de esto ya hablaremos más adelante.

Vamos a poder ver Amazon Prime Video a través del Chromecast de Google

Esto dicen en Engadget:


YouTube estará disponible en los dispositivos Fire TV de amazon en los próximos meses y Amazon Prime Video funcionará con Chromecast y los aparatos Android TV también. Un portavoz de Google ha confirmado a Engadget que la app principal de Youtube llegará primero, pero que Youtube TV y Youtube Kids le seguirán después.

Engadget – nathan ingraham

La verdad que ya era hora, porque Prime Video es la única aplicación de streaming que no podía utilizar con el Chromecast para pasar la imagen del móvil a la televisión y resultaba bastante molesto, además de que debido a ello, entre otras cosas, es la que menos uso de las que tengo -Netflix, HBO, Prime Video-.

En realidad no era “imposible” ver Prime Video a través de Chromecast, porque puede hacerse reproduciendo la pantalla del móvil directamente, pero no puedes utilizar el teléfono mientras ves la película. Y eso en la era multipantalla es un rollo repollo. Así que bienvenido sea el ¿Fin? del absurdo boicot entre Amazon y Google a sus respectivos servicios de streaming.

Así pinta Disney+. Netflix ya no es invencible.

Disney estrenará su esperadísima plataforma de streaming, Disney+, el próximo 12 de noviembre a un precio de 6,99$ mensuales en Estados Unidos (también existirá un plan anual de 69,99$). El presidente de la compañía, Bob Iger, contó todos los detalles en una larguísima conferencia de presentación en la que se dió a conocer incluso el aspecto que tendrá Disney+ en las pantallas de sus suscriptores.

Los otros servicios de streaming propiedad de Disney, Hulu y ESPN+, seguirán de forma independiente, aunque el primero de ellos podrá contratarse con el añadido de Disney+. Yo creo que con el tiempo se tenderá a la fusión, aunque vaya usted a saber. Desde luego que con Pixar, Marvel, FOX, la propia Disney, National Geographic, Star Wars, etc. y a ese precio, en Netflix van a tener que ponerse las pilas para seguir siendo los amos del cotarro; aunque también es cierto que la nueva plataforma va a respetar las ventanas de explotación en lo que a nuevos títulos cinematográficos se refiere: Capitana Marvel, por ejemplo, no estará disponible hasta enero, cuando haya terminado su recorrido en cines.

Aparte del catálogo hay un montón de nuevos productos audiovisuales Marvel y Star Wars en camino, todo descargable y en 4K y HDR. Para 2021 el objetivo es que la plataforma esté disponible para suscriptores de todo el mundo y, para 2024, se espera haber alcanzado entre 60 y 90 millones de clientes.

En la nota de prensa de Disney:


“Disney+ señala un audaz paso adelante hacia una emocionante nueva era para nuestra empresa; una en la que los consumidores tendrán una conexión directa con el increíble despliegue de contenido creativo que conlleva el sello The Walt Disney Company. Estamos seguros de que la combinación de nuestra capacidad sin igual de contar historias, amadas marcas, franquicias icónicas y tecnología de vanguardia, harán que Disney+ destaque en el mercado, y aporte un valor significativo para los consumidores y los accionistas”

Bob iger (ceo) Thewaltdisneycompany.com

Curiosamente y pese a ser un competidor importante, en Bloomberg dan por hecho que Disney+ estará en la nueva Apple TV. También está seguro John Gruber, que lo único que plantea es si habrá que registrarse previamente con Disney o se podrá hacer directamente con Apple. No vale sólo con tener el mejor contenido, también hay que disponer de la mejor fórmula para su distribución.

No sabemos aún cuando llegará esto a España, pero a mí no me da la vida para más suscripciones por muy baratas que sean. ¿Quién debería temer más la llegada de Disney en los hogares hispanistaníes? ¿Netflix o HBO?

Afterlife


“Una sociedad madura cuando los viejos plantan árboles en cuya sombra saben que no se sentarán nunca”.

de la serie “Afterlife” (Netflix)

Os recomiendo “Afterlife”, la nueva serie de Ricky Gervais para Netflix. Dura y divertida a partes iguales, me ha gustado su sencilla reflexión sobre la pérdida irreparable de un ser querido; en este caso, la esposa del protagonista.