Las mejores series de 2020 (y las películas)

Ha llegado diciembre y, con él, las listas de lo mejor del año. Uno de mis pasatiempos favoritos.

El New York Times ya ha compartido la lista de las mejores series de 2020. “What we do in the shadows” es lo único de aquí que he visto, y me flipa. Es muy divertida. Echo de menos comedias que de verdad te hagan reír y, en este caso, no me han defraudado las dos temporadas que se pueden ver en HBO.

En el apartado de shows de fuera de Estados Unidos, el NYT mete la española “Patria” (también en HBO), que me gustó mucho.. En las que terminaron ya este año, le tengo manía a BoJack y “The Good Place” se me atragantó en la tercera temporada. Una pena, porque las otras dos me engancharon muchísimo y me las vi del tirón hace un par de años.

Las mejores series del 2020, para mí, han sido:

Gambito de dama (Netflix)

– Patria (HBO)

-Lo que hacemos en las sombras (HBO). En Filmaffinity dice que es de 2019 pero yo la he descubierto a fondo en la segunda temporada y me vale.

-La maldición de Bly Manor (Netflix)

-Devs (HBO)

-El Visitante (HBO)

-El Gran Imperio Otomano (Netflix)

Muy repartido, como veis. Con año de producción 2020 no he visto nada más que merezca la pena, aunque quizá podría entrar en la lista “El espía” (Netflix), la miniserie de Sacha Baron sobre un infiltrado israelí en Siria, que está muy emocionante. También podría añadir igual “The Mandalorian” (Disney Plus). Y ya.

Por otra parte, Cahiers du Cinema también ha seleccionado las mejores películas de 2020. Sólo he visto “Uncut gems” (Netflix), que me desasosegó profundamente y me desalineó los chakras. Pero está bien.

He visto muy pocas películas de este año, verdaderamente. Mi lista igual podría incluir “Vampiros del Bronx“, que es una simpática comedia de terror en Netflix. Me interesó más o menos “La caza“, una producción de Blumhouse con guión de Damon Lindelof que daba para más pero no llegó a tanto. Me divertí moderadamente con “Encurtido en el tiempo“, la última de Seth Rogen estrenada en HBO. Poco más en este 2020 en el que aún no he sacado tiempo para ver lo último de Aaron Sorkin.

Al New York Times ya no le da miedo Buzzfeed

Lo ha resumido muy bien Peter Kafka en Twitter: “Recordatorio indispensable de que, cuando Buzzfeed publicó el informe sobre innovación del NYT de 2014, el NYT estaba acojonado ante Buzzfeed y los de su clase. Ahora los digitales están estancados y el NYT ficha a sus estrellas“.

Durante la semana de vacaciones de Navidad, el director ejecutivo del New York Times, Dean Baquet, se llevó a comer al redactor jefe de la división de noticias de Buzzfeed, Ben Smith, a un garito de Manhattan. De ese encuentro ha salido el movimiento periodístico del que todos hablan esta semana en la prensa de Estados Unidos: a partir del 2 de marzo, Smith escribirá una columna sobre medios de comunicación en el Times.

Smith, que ha estado ocho años en Buzzfeed News y ha conseguido allí que la publicación arrimase el hocico a los Pulitzer y se despegase algo de la imagen de gatitos y quizzes, es un periodista hábil en el manejo de fuentes y tenaz a la hora de conseguir buenas historias. En el NYT sustituirá a Jim Rutenberg -dedicado ahora al formato largo- y se queda con la columna que en su día escribía el legendario David Carr, fallecido en 2015.

El año pasado fue el de los despidos en los nuevos medios digitales. Buzzfeed, Vice o Mashable se tambalearon y tuvieron que hacer recortes de plantilla para hacer viables sus negocios. En el caso de Buzzfeed, la sección de noticias serias continúa siendo deficitaria, pese a que Jonah Peretti exponga que la compañía en su conjunto goza de buena salud.

Mientras, el NYT sigue creciendo y construyendo lo que cada vez tiene más pinta de modelo de negocio consolidado. Para el resto, la cosa no está tan clara. Esta misma semana Berkshire Hathaway, el fondo de inversión de Warren Buffett, se ha deshecho de su conglomerado de periódicos locales porque “el oráculo de Omaha” cree que la prensa, en su mayoría, no tiene futuro.