Elizabeth Haigh, el plagio y el burbujón editorial

Escándalo en el mundillo de los libros de cocina por la retirada de las estanterías de «Makan», el libro de recetas de la chef Elizabeth Haigh.

El tomo parafrasea, cuando no plagia, numerosos fragmentos de otro volumen de 2012, escrito por la autora singapurense Sharon Wee, que ha puesto el grito en el cielo en Instagram hasta que la editorial Bloomsbury Absolute ha retirado la obra de Haigh para revisarla a fondo.

En Eater lo resumen bastante bien todo y apuntan también a otra cuestión:

Este es otro indicio de cómo los recuerdos y las historias vinculadas a las recetas se han convertido en la moneda de representación en el mundo de los libros de cocina; otra consecuencia de que la experiencia vivida se considere la forma definitiva de credibilidad. No puede explicar el plagio, pero sí las limitaciones y presiones impuestas a los escritores por los editores que supuestamente sólo quieren que cuenten su historia. Así que hasta que el mundo de los libros de cocina no adopte un nuevo enfoque, no sólo en cuanto a referenciar, sino también en cuanto a la forma en que obliga a los escritores a convertirse en portavoces de culturas que no pueden, ni deben, comprender en su totalidad, lo único que chocará será la magnitud de este tipo de incidentes, más que el hecho de que existan.

Eater London. London Chef Elizabeth Haigh’s Cookbook Withdrawn After Plagiarism Allegations.

Como el trabajo en sí no da suficiente dinero o no da para escapar de unas condiciones laborales deprimentes, una buena forma de obtener rentabilidad adicional o promoción para un negocio es la publicación de un libro. Pero, ¿hace falta que todos los cocineros publiquen un libro en esta época de inundación de novedades y contenidos? Probablemente, no. El mundo editorial es otro burbujón.