El podcaster Joe Budden retira su programa de Spotify

El antiguo rapero y ahora podcaster Joe Budden, se lleva su exclusivo programa de Spotify.

Budden y sus invitados se quejan de que la compañía sueca se centra en los números y no en la calidad del contenido. También de algunas condiciones laborales y de remuneración en la plataforma. Básicamente, el showman dice que Spotify le está “saqueando”. “Hay un ecosistema entero aquí que tienes que respetar”, espeta además Budden a los responsables de la empresa.

No es habitual que las estrellas del podcasting se pronuncien sobre la industria, pero en los últimos días sí que hemos oído algunos comentarios desde la otra orilla. Sin ir más lejos, el CEO de Spotify, Daniel Ek se metió en un bonito jardín hace poco, cuando recomendó a los artistas ponerse las pilas a la hora de crear contenidos en lugar de pretender vivir de éxitos pasados.

Es normal que a Ek le parezca que un cantante no puede estar “tres o cuatro años” viviendo de los éxitos de un disco. Porque Daniel está al frente de una plataforma de streaming. Y las plataformas de streaming quieren calidad… a ratos. El resto del tiempo prefieren churros. Churros y atención a punta pala, que es de lo que va la nueva economía de los contenidos.

Aunque existan Woody Allen y Clint Eastwood -que van casi a peli por año, aunque no todas de calidad excelsa-, la pretensión de los ejecutivos choca bastante con la realidad del proceso creativo. Para que una obra artística alcance un nivel de calidad superior, hay toda una serie de etapas que no pueden ser ignoradas al albur de la producción en masa. Pretender convertir a los creadores en operarios de una fábrica de contenidos a cascoporro sólo puede ir en detrimento del público destinado a disfrutarlas. Aunque esto entronca con que, a base de estresarnos con una oferta absolutamente desmedida, casi nos hemos habituado ya a la bulimia audiovisual. Deglutir rápido un disco, una película o una serie -si es corta y se puede reproducir en 2x mejor- y a por la siguiente, para que no se nos escape el tren de la actualidad.

Imposible mantener las churrerías, si no. Que se lo digan a Joe Budden.

Vamos a poder ver Amazon Prime Video a través del Chromecast de Google

Esto dicen en Engadget:


YouTube estará disponible en los dispositivos Fire TV de amazon en los próximos meses y Amazon Prime Video funcionará con Chromecast y los aparatos Android TV también. Un portavoz de Google ha confirmado a Engadget que la app principal de Youtube llegará primero, pero que Youtube TV y Youtube Kids le seguirán después.

Engadget – nathan ingraham

La verdad que ya era hora, porque Prime Video es la única aplicación de streaming que no podía utilizar con el Chromecast para pasar la imagen del móvil a la televisión y resultaba bastante molesto, además de que debido a ello, entre otras cosas, es la que menos uso de las que tengo -Netflix, HBO, Prime Video-.

En realidad no era “imposible” ver Prime Video a través de Chromecast, porque puede hacerse reproduciendo la pantalla del móvil directamente, pero no puedes utilizar el teléfono mientras ves la película. Y eso en la era multipantalla es un rollo repollo. Así que bienvenido sea el ¿Fin? del absurdo boicot entre Amazon y Google a sus respectivos servicios de streaming.

Así pinta Disney+. Netflix ya no es invencible.

Disney estrenará su esperadísima plataforma de streaming, Disney+, el próximo 12 de noviembre a un precio de 6,99$ mensuales en Estados Unidos (también existirá un plan anual de 69,99$). El presidente de la compañía, Bob Iger, contó todos los detalles en una larguísima conferencia de presentación en la que se dió a conocer incluso el aspecto que tendrá Disney+ en las pantallas de sus suscriptores.

Los otros servicios de streaming propiedad de Disney, Hulu y ESPN+, seguirán de forma independiente, aunque el primero de ellos podrá contratarse con el añadido de Disney+. Yo creo que con el tiempo se tenderá a la fusión, aunque vaya usted a saber. Desde luego que con Pixar, Marvel, FOX, la propia Disney, National Geographic, Star Wars, etc. y a ese precio, en Netflix van a tener que ponerse las pilas para seguir siendo los amos del cotarro; aunque también es cierto que la nueva plataforma va a respetar las ventanas de explotación en lo que a nuevos títulos cinematográficos se refiere: Capitana Marvel, por ejemplo, no estará disponible hasta enero, cuando haya terminado su recorrido en cines.

Aparte del catálogo hay un montón de nuevos productos audiovisuales Marvel y Star Wars en camino, todo descargable y en 4K y HDR. Para 2021 el objetivo es que la plataforma esté disponible para suscriptores de todo el mundo y, para 2024, se espera haber alcanzado entre 60 y 90 millones de clientes.

En la nota de prensa de Disney:


“Disney+ señala un audaz paso adelante hacia una emocionante nueva era para nuestra empresa; una en la que los consumidores tendrán una conexión directa con el increíble despliegue de contenido creativo que conlleva el sello The Walt Disney Company. Estamos seguros de que la combinación de nuestra capacidad sin igual de contar historias, amadas marcas, franquicias icónicas y tecnología de vanguardia, harán que Disney+ destaque en el mercado, y aporte un valor significativo para los consumidores y los accionistas”

Bob iger (ceo) Thewaltdisneycompany.com

Curiosamente y pese a ser un competidor importante, en Bloomberg dan por hecho que Disney+ estará en la nueva Apple TV. También está seguro John Gruber, que lo único que plantea es si habrá que registrarse previamente con Disney o se podrá hacer directamente con Apple. No vale sólo con tener el mejor contenido, también hay que disponer de la mejor fórmula para su distribución.

No sabemos aún cuando llegará esto a España, pero a mí no me da la vida para más suscripciones por muy baratas que sean. ¿Quién debería temer más la llegada de Disney en los hogares hispanistaníes? ¿Netflix o HBO?